Largavistas para birding

Los largavistas, o binoculares, son la herramienta básica de todo observador de aves, debido a que el reducido tamaño de las aves hace que la observación a simple vista sea muy poco satisfactoria.

Elegir un par de binoculares puede ser una tarea atemorizante, dada la cantidad de marcas, modelos y especificaciones disponibles. En esta nota, te daré los tips más relevantes para hacer tu elección.

Tipo: Existen 2 tipos principales de largavistas, los de prisma y los de porro. Estos dos tipos de binoculares presentan importantes diferencias en el diseño óptico. Sin embargo, para efectos prácticos de selección, las principales diferencias son la calidad de la imagen, el tamaño, el peso y el precio. En la siguiente imagen verás un binocular de prisma, a la izquierda, y uno de porro, a la derecha.

porro y prisma

A partir de la imagen ya puedes concluir que los binoculares de prisma son más pequeños, y por lo tanto menos pesados. También, en general, tienen mejor calidad de imagen, y suelen tener otras prestaciones como ser resistentes al agua y al empañamiento, pero esto dependerá del modelo. Por todo lo anterior, lógicamente son más costosos.

Entonces: ¿Debo siempre preferir un binocular de prisma sobre uno de porro? Realmente depende. En general los prismas son caros, por lo tanto, un prisma barato puede implicar una mala calidad. Por ello, una regla general que podemos aplicar es que, si tenemos un presupuesto inferior a US$ 100, un largavistas de porro ofrecerá probablemente una mejor calidad de imagen que un largavistas de prisma, y por lo tanto estaremos dispuestos a tolerar su tamaño y peso extra. A partir de US$ 100 para arriba, un largavistas de prisma pasa a ser una mejor elección.

Aumento: Este número hace referencia a qué tan grande verás la imagen a través de los largavistas. Todos los binoculares presentan, en sus especificaciones, pares de números del tipo 8×42, 10×42, 10×50, 15×75 etc. El primer número de cada par es el que se refiere al aumento (8, 10, 15).

Diámetro: Se refiere al ancho de los lentes de los largavistas. En los pares de números que vimos antes, el diámetro es el segundo número (42, 50, 75). En principio, mientras más diámetro presenten los largavistas, la imagen será más luminosa, pero los binoculares resultarán más pesados.

IMG_1546

Podríamos suponer que mientras mayor sea el aumento mejor, pero esto no es necesariamente cierto, ya que hay varios inconvenientes asociados a un aumento mayor.

Primero, los largavistas de mayor aumento suelen ser más difíciles de mantener estables durante una observación, si por ejemplo llegáramos al extremo de tener 15 aumentos, necesitaremos fijar los binoculares a un trípode para poder mirar de forma estable.

Segundo, si consideramos 2 binoculares con mismo diámetro (es decir con los segundos números del par, iguales), el que tenga mayor aumento presentará una imagen con menos luz. Asimismo, el de mayor aumento mostrará un campo de visión más angosto, por lo que si estamos, por ejemplo, buscando un ave en un árbol, veremos un área menor del árbol con los largavistas de mayor aumento. La solución entonces, si deseas binoculares de mayor aumento, sería adquirirlos también con mayor diámetro, pero haciéndolo el volumen y peso de los binoculares pueden resultar poco prácticos para la observación de aves.

Otro punto relevante a considerar es que con frecuencia querremos usar los binoculares para ver aves que están relativamente cerca, a por ejemplo 3 o 4 metros en las ramas de un árbol. Los binoculares de mayor aumento no suelen ser capaces de enfocar una imagen a corta distancia.

Conclusión: Para una correcta observación de aves se debe lograr una combinación adecuada entre un aumento necesario, y el mínimo diámetro que permita suficiente luz y buen campo de imagen, sin implicar demasiado peso. En aumentos, lo más recomendable es trabajar con 8 o 10 máximo. En cuanto al diámetro, lo recomendable es 40 o 42.

Por lo tanto las mejores combinaciones serían:

Binoculares 8×42: Un aumento muy adecuado para la mayoría de situaciones de observación, sobre todo en parques, bosques o cualquier escenario con densa vegetación. Estos binoculares ofrecerán mucha luz, buen campo de visión, posibilidad de enfocar en distancias muy cortas, y un peso muy razonable.

Binoculares 10×42: Un aumento mayor, ideal si nuestras observaciones serán a un poco más de distancia, en espacios abiertos por ejemplo, o frente al mar. La luz y el campo de visión se reducirán un poco respecto a la recomendación anterior, a cambio del aumento adicional. El peso y la distancia mínima de enfoque pueden ser similares, dependiendo de la marca y modelo.

Nota: Hay otros aspectos importantes a tomar en cuenta respecto a los binoculares, como la arquitectura, tipos de lentes, coberturas, y prestaciones especiales, pero estos aspectos los abordaré en una próxima entrega.

Si te gustó lo que leíste, por favor compártelo con tus amigos usando los botones que verás más abajo ¡Gracias!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s